Oferta

No disponible

Agotado

Notícias

Más ventajas de los cigarrillos electrónicos March 30 2015

Más ventajas de los cigarrillos electrónicos

Ya hemos hablado ampliamente sobre las principales ventajas que tienen los cigarrillos electrónicos sobre el cigarrillo tradicional en temas de salud, pero de lo que no hemos hecho mención es sobre la repercusión que tienen sobre nuestra apariencia física, algo que hoy en día tiene mucha importancia dentro de la sociedad.

Son muchos los perjuicios que tiene el cigarrillo tradicional sobre nuestro cuerpo. En primer lugar produce un envejecimiento de la piel, con aparición prematura de arrugas, patas de gallo y una más que debilitada luminosidad. Todo ello es debido a la falta de oxígeno que llega a nuestra piel, producida por la inhalación de las sustancias del tabaco. En cambio, con el cigarrillo electrónico esto no se produce, ya que no existe ningún tipo de combustión, al solo inhalar vapor.

Otro efecto directo que nos produce el tabaco en nuestro cuerpo es una deterioración de nuestro cabello, perdiendo gran parte del brillo natural. Como en el primer caso, con los cigarrillos electrónicos esto no se produce de ninguna de las maneras.

El tabaco también tiene otras consecuencias directas sobre nuestro cuerpo, como es que nuestros dientes se tornan de color amarillo, así como nuestras uñas y dedos. Se trata de un color muy desagradable que nos impide tener una buena imagen además de deteriorar nuestro cuerpo. El cigarro electrónico ni nos amarillenta los dientes ni ninguna otra parte del cuerpo.

Otro aspecto negativo de los cigarrillos tradicionales no tiene que ver con nuestro aspecto físico, pero si con el aliento y olores. El tabaco tradicional nos condiciona en parte nuestra forma de vida y de relacionarnos, ya que si fumamos nuestro aliento olerá a tabaco, al igual que nuestra ropa. Este aspecto nos limita en cierta manera el poder encontrar determinados tipos de trabajo (en la que una buena presencia sea imprescindible) o en las relaciones personales (hay muchas personas que nunca estarían con otra que fuma por el continuo mal olor que desprenden). No se trata solamente de una consecuencia negativa que nos afecta solamente a nosotros, sino que se trata de una consecuencia negativa que afecta a terceros. En cambio con el cigarrillo electrónico no tendremos ninguno de estos problemas, ya que ni produce mal aliento (incluso bueno si elegimos un líquido con aromas) ni impregna de malos olores nuestra ropa o la de los demás.

En resumen, el tabaco tradicional nos envejece prematuramente y nos limita nuestras relaciones personales y de trabajo por su mal olor y aliento, cosa que en ningún caso pasa con los cigarros electrónicos.

Por todos estos motivos y por temas de salud, han sido muchas las personas que se han pasado al cigarrillo electrónico. Ya nadie se esconde de utilizarlo en lugares públicos, porque ha pasado a formar parte de la sociedad. La gente ve con muy buenos ojos lo que antes veía como un enemigo. Ahora un no fumador puede estar al lado de un vapeador sin que este último le moleste por el olor, como ocurre con los cigarrillos tradicionales.

Desde aquí animamos a todos los fumadores que se pasen al cigarrillo electrónico. De esta manera ganarán en salud y estarán mucho más guapos.

 

cigarro electronico


¿En que lugares se puede vapear? March 28 2015

¿En que lugares se puede vapear?

Los cigarrillos tradicionales tiene muy bien acotada su zona de uso, que no es otra que en lugares al aire libre y en propiedades privadas. Hay sin embargo, zonas al aire libre que están prohibidas como por ejemplo fumar al lado de una escuela o de un hospital. Pero está muy claro donde se puede fumar y donde no.

En cambio los cigarrillos electrónicos no están tan regulados como el tabaco ya que no existe ninguna legislación que prohíba que se puede fumar en espacios cerrados. Solamente en los organismos públicos si que está prohibido vapear. Es decir, todos aquellos entes pertenecientes al Estado, sean escuelas, ayuntamientos, delegaciones de hacienda, correos, etc está prohibido vapear.

En cambio, en el resto de lugares cerrados no existe ninguna ley que prohíba vapear. ¿Entonces se puede vapear en restaurantes, aviones, en el trabajo, etc? La respuesta es: depende del dueño del local, compañía, etc. Existen restaurantes en los que no hay problema alguno para vapear porqué los dueños así lo han decidido, mientras que en otros la política del restaurante es distinta y se prohíbe vapear. Cadenas de comida rápida como por ejemplo McDonald’s, autorizan a que se vapee dentro, pero otras como Starbucks Coffee lo prohíben. Todo depende de la política que quiera implantar la empresa en cuestión.

Por lo que se refiere a los aviones, pasa exactamente lo mismo. Dependiendo de la compañía con la que volemos, podremos vapear o no. Existen compañías donde no es permitido vapear dentro de sus aviones y otras que no ponen ningún impedimento.

En el trabajo también se podría vapear, ya que no existe ninguna ley que lo prohíba, pero todo dependerá de lo que decida el empresario. Todo dependerá si por ejemplo, algunos compañeros de trabajo se quejan por el vapor desprendido de los vapeadores o por el contrario el empresario prefiere que la gente vapee en el trabajo y de esta manera aumentar la productividad (ya que por el contrario si se prohíbe vapear, la gente quizás optaría por fumar en vez de vapear y perdería tiempo de trabajo al salir a la calle a fumar).

En cuanto a los transportes públicos, al ser propiedad del estado, no se puede vapear.

En resumen, podemos decir que se puede vapear en gran cantidad de lugares públicos, tanto abiertos al aire libre como cerrados, pero que en la mayoría de los casos es el propietario del local en cuestión quién tiene la última palabra sobre si permite vapear o no al no existir a día de hoy ninguna ley que lo regule. Al no existir ninguna ley regulatoria, es el propietario del local quién tiene la última palabra.

Es cuestión de tiempo, seguramente, para que el sector se regularice y exista una ley que deje bien claro donde y cuando se puede vapear. Si tenemos en cuenta que los cigarrillos electrónicos no producen olor alguno y no son perjudiciales para terceros(a diferencia del tabaco), es muy probable que la ley aprobada sea muy benévola para los intereses de los vapeadores. Todavía es un producto muy reciente y es necesario estudiar sus efectos a largo plazo. Una vez se conozcan, de bien seguro el sector se regularizará y ello supondrá una buena ayuda para estabilizarlo definitivamente.

 

donde se puede vapear


Consejos prácticos sobre el cigarrillo electrónico March 26 2015

Consejos prácticos sobre el cigarrillo electrónico

 El cigarrillo electrónico es un aparato muy sencillo y de muy fácil manejo. Básicamente, consta de una batería y de un claromizador al cual vertemos e-líquido. Son por lo tanto 2 partes físicas y una de líquida. Es un artilugio que apenas da problemas, pero siempre es bueno saber algunos consejos que nos pueden sacar de un apuro:

  • Es recomendable llevar siempre una batería de repuesto ya que la mayoría de ellas no llevan indicador de la energía restante. Es por este motivo que es muy frecuente que nos quedemos sin batería, ya que nunca sabemos exactamente la energía que le queda. Al ocupar tan poco espacio y ser tan económicas, no cuesta nada llevar siempre una encima bien cargada. Y para los más previsores tampoco está de más llevar un cargador en el caso que vayamos a algún lugar con enchufes disponibles o incluso un cargador para el coche. Todos estos accesorios son muy económicos pero a la vez muy prácticos.
  • En el caso que notemos que el golpe de garganta disminuye drásticamente, esto se puede deber a diversos factores. Uno puede ser que la batería esté muy poco cargada (en este caso deberemos cargarla otra vez) o bien que la batería haya alcanzado el final de su vida útil (las baterías se pueden recargar un número limitado de veces. Una vez sobrepasamos este límite la batería pierde muchas prestaciones). Otra razón podría ser debido al claromizador. Una causa obvia seria que le faltase líquido, pero también podría ser porque estuviera obstruido. En este caso tendríamos que limpiar el claromizador. Finalmente, podría ser que en la unión entre el claromizador y la batería hubiese alguna partícula que impidiese un buen contacto entre ambos. Tendríamos que desenroscar la batería del claromizador y limpiar la zona de contacto entre ambos.
  • ¿Como limpiar el claromizador? Para una buena limpieza del claromizador, primero deberemos desenroscarlo de la batería y vaciarlo de e-líquido. Una vez esté vacío, deberemos eliminar los restos de e-líquido rellenando el claromizador con agua caliente y agitarlo con los dedos. Hay que repetir este proceso un par o tres de veces hasta que el claromizador quede completamente limpio. A continuación llenaremos un recipiente con agua caliente e hundiremos el claromizador dentro. Luego enjuagaremos el claromizador y lo dejaremos secar. Una vez esté seco, ya podemos rellenar el claromizador con e-líquido. Antes de empezar a vapear esperaremos 3-5 minutos para que las mechas se impregnen bien de líquido.
  • ¿Qué dosis de nicotina es adecuada para mi? Según lo que fumes es recomendable usar una u otra dosis de nicotina, que es directamente proporcional al número de cigarrillos que fumas al día. En el caso de que no fumes y solamente quieras experimentar la sensación de vapear, entonces tendrás que elegir una dosis de 0mg de nicotina. Si fumas poco (menos de 10 cigarrillos al día), lo recomendable es una dosis de 6mg de nicotina. Si fumas entre 10 y 20 cigarrillos te correspondería una dosis de 12mg de nicotina. Si fumas entre un paquete y un paquete y medio de cigarrillos al día, tendrías que elegir un e-líquido de 18mg de nicotina y si fumas más de 1 paquete y medio de cigarrillos al día te correspondería la dosis más alta, de 24mg de nicotina.

 

consejos cigarrillo electronico


Dejar de fumar con el cigarrillo electrónico March 24 2015

Dejar de fumar con el cigarrillo electrónico

Los usuarios que optan por el cigarrillo electrónico en vez del tabaco tradicional, lo pueden hacer con dos fines por norma general: o bien como sustitutivo del tabaco o bien para dejar de fumar.

En el primer caso, se encuentran esas personas que quieren seguir sintiendo la sensación de fumar, pero hacerlo de una manera más sana y en algunos casos hacerlo con un sabor distinto al del tabaco. Optan, por lo tanto, por el uso de los cigarrillos electrónicos, los cuales les permiten seguir experimentando unas sensaciones muy similares a las del tabaco, pero de una manera mucho más sana, más económica, sin producir daños a terceros y sin malos olores.

En el segundo caso, encontramos esas personas que quieren dejar definitivamente el tabaco y la sensación que se tiene al depender físicamente de la nicotina. Es por este motivo, que adquieren un cigarrillo electrónico que les ayude a dejar de fumar. Pero, ¿cual es la estrategia a seguir para dejar de fumar con los cigarrillos electrónicos?

Lo primero que tendremos que calibrar es el grado de adicción que tenemos al tabaco. Según el número de cigarrillos que fumemos al día tendremos que comprar un e-líquido con una concentración de nicotina mayor o menor. El rango oscila entre los 24mg de nicotina hasta 0mg de nicotina.

Pongamos por ejemplo el de un fumador que fuma un paquete y medio de cigarrillos al día. En este caso este fumador necesitaría la dosis más alta, de 24mg de nicotina.

Una vez sepamos que dosis nos es recomendable, tenemos que olvidarnos de los cigarrillos tradicionales y vapear. A medida que pasan los meses, lo que tenemos que hacer es ir bajando gradualmente esta dosis de nicotina. Primero a 18mg, luego a 12mg, luego a 6mg y finalmente a 0mg. Una vez consigamos llegar a 0mg y vapear sin tener la necesidad de ingerir nicotina, podremos decir que hemos conseguido superar la dependencia a la nicotina. Sin embargo, faltará ganar la batalla a la dependencia psicológica, es decir, hacer frente al acto de fumar/vapear en si en cualquier tipo de situación (solo, en compañía de fumadores, etc). Para conseguir librarnos de esta dependencia psicológica podemos optar o por seguir vapeando sin nicotina o bien por dejar definitivamente el cigarrillo electrónico. Si continuamos vapeando sin nicotina haremos frente a esta dependencia psicológica pero continuaremos vapeando, mientras que si dejamos de vapear tendremos que enfrentarnos a esta dependencia psicológica solamente con nuestra fuerza de voluntad.

Hemos visto por tanto, la estrategia que hay que seguir para poder dejar de fumar utilizando el cigarrillo electrónico: empezar por dosis altas en nicotina e irla bajando paulatinamente hasta llegar a niveles de nicotina 0. Y luego librar una batalla contra la dependencia psicológica que no por ello es menos dura que la física. Con esta estrategia y con una buena dosis de voluntad, nos será mucho más fácil conseguirlo que utilizando parches, chicles u otros mecanismos, ya que todos estos métodos tienen como problema que solo combaten la dependencia física y no la psicológica. En cambio los cigarrillos electrónicos combaten las 2 al mismo tiempo, cosa que facilita en gran medida el objetivo final, que no es otro que dejar de fumar.

 

dejar de fumar


¿Cuanto nos ahorramos al vapear? March 22 2015

¿Cuanto nos ahorramos al vapear?

A día de hoy existen muchas incógnitas acerca del cigarrillo electrónico por parte de muchos sectores: ¿se puede fumar en lugares públicos?, ¿es dañino para nuestra salud?, ¿por qué ha tenido tanto éxito?, etc. pero si de algo no hay duda alguna es del ahorro que nos supone su uso en vez de los cigarrillos tradicionales.

Siempre se ha dicho que fumar es muy dañino para nuestra salud y que además es caro, y es bien cierto. Aparte de lo perjudicial que es para nuestro cuerpo (está más que demostrado que los cigarrillos lo son), lo es también para nuestro bolsillo. Si tomamos como ejemplo una persona que fuma una cajetilla de tabaco al día y calculamos lo que se gasta en un año, obtendríamos la siguiente cifra: 4,75€/cajetilla x 365 días/año = 1.733,75€ al año.

Esta cifra, además, va en aumento cada año ya que por norma general el gobierno tiende a aumentar los impuestos derivados del tabaco en mucho mayor medida que el IPC.

Si hacemos la comparación con lo que se gasta un vapeador veremos que la comparación es odiosa. Un vapeador medio, consume un bote de 50ml de e-líquido cada 3 semanas. Si tenemos en cuenta que Enspirar vende los botes de 50 ml a 6,50€, obtenemos el siguiente gasto en e-líquidos al cabo de un año: 6,50€/líquido / 3 semanas = 2,16€/ semana. Si estos 2,16€/semana los multiplicamos por 52 semanas que tiene un año obtenemos 112,66€.

Es decir, un vapeador medio se gasta 112,66€ en líquidos al año. A este importe le podríamos añadir 6 baterías/año (a 8€ cada una) y la inversión de un kit, que sería de aproximadamente 20€. El gasto total seria de 112,66€ + (6 baterías x 8€) + kit (20€) = 180,66€.

Es decir, un vapeador se gasta 180,66€ al año, mientras que un fumador se gasta 1.733,75€. En otras palabras un vapeador ahorra 1.553,09€ al año respecto a un fumador tradicional o un fumador tradicional gasta prácticamente 10 veces más en cigarrillos que un vapeador en vapear.

Vemos por lo tanto que no hay paralelismo alguno entre los gastos de un fumador y los de un vapeador. No hay discusión posible en este ámbito para determinar que vapear es infinitamente más barato que fumar.

Si a este ahorro le añadimos que se puede vapear en muchos lugares públicos y que sus efectos dañinos sobre nuestro organismo son a priori mucho más leves (o inocuos) que los cigarrillos tradicionales, no existen razones de peso para que el mercado siga creciendo y vaya ganando más y más adeptos. Más aún si tenemos en cuenta que el precio de los cigarrillos electrónicos ha ido a la baja desde que hicieran su aparición en el mercado, debido al aumento de la productividad. Todo producto que es lanzado por primera vez al mercado, tiene un coste de fabricación bastante elevado, pero a medida que su producción va creciendo, su coste marginal va bajando. Cuanta más cantidad se produce, menor es el coste por unidad. Es por este motivo que el precio de los cigarrillos electrónicos, si el mercado sigue creciendo, irá bajando gradualmente.

 


Auge, boom y estabilización de los cigarrillos electrónicos March 20 2015

Auge, boom y estabilización de los cigarrillos electrónicos

Los orígenes del cigarrillo electrónico se remontan a 1968, cuando Herbert A. Gilbert hizo la patente del primer cigarrillo sin tabaco, ni humo y sin nicotina en la que los fumadores inhalaban vapor con aromas. El invento no tuvo el éxito esperado y finalmente no llegó a comercializarse.

No fue hasta 2003 cuando salió la primera patente de un cigarrillo electrónico que incluía nicotina. Esta patente fue obra de un hombre chino de nombre Hon Lik. El mismo lo fabricó y posteriormente lo comercializó en China, para posteriormente comercializarse al resto del mundo tal como lo conocemos ahora.

Poco a poco fue ganando adeptos gracias a las mejoras técnicas introducidas, que hacían que las sensaciones del cigarrillo electrónico cada vez se pareciesen más a las de un cigarrillo tradicional. Fue a finales de los años 2000 cuando el invento realmente tuvo éxito y se empezó a producir en masa y extendiéndose por todo el mundo.

Aquí en España hubo un gran boom sobretodo en el año 2013, donde miles de empresas se lanzaron a distribuir este producto. Fueron muchos los empresarios o gente sin empleo que se decidió a abrir un establecimiento, bien físico o bien online para comercializarlo. La gran mayoría de ellos no tenían ningún conocimiento del producto, pero al ser su crecimiento tan fuerte se pensaron que era la gallina de los huevos de oro y no dudaron en invertir sus ahorros en este negocio.

Lo que realmente pasó fue que hubo un exceso de oferta por la demanda existente. Si a esto le unimos el fuerte desconocimiento del producto por parte de quien lo vendía y las fuertes campañas de las tabacaleras en contra de este producto, tenemos como resultado un declive del sector. Este declive no se debió a que el producto no fuese bueno, ya que lo era y mucho, sino a causas que intoxicaron el propio mercado. Algunas vinieron de fuera, y algunas fueron internas al propio mercado.

Como resultado de todo ello, el mercado entró en un declive durante buena parte del 2014, para luego estabilizarse. Una vez dejaron de aparecer noticias infundadas en la prensa y los empresarios empezaron a conocer mejor el producto, el mercado se estabilizó y empezó a repuntar levemente.

Si nos fijamos en lo que ha ocurrido en otros países dentro de la UE, vemos que también se produjo este declive como ha ocurrido en España (aunque lo hizo antes ya que la comercialización del producto también se produjo antes que en España). Y si miramos que ocurrió después de este declive en el resto de países de la UE, vemos que vino un fuerte repunte en los años siguientes. El motivo, como hemos comentado con anterioridad se debe a un mejor conocimiento del producto tanto por parte de empresarios como por los consumidores y por una disminución de noticias negativas por parte de la prensa especializada al no tener ningún fundamento.

Se espera, por lo tanto, que en España ocurra algo similar a lo que ha ocurrido en el resto de Europa, con un moderado repunte del sector en los años venideros ya que se trata de un sector con un enorme potencial.

 

boom cigarrillo electronico


¿Son perjudiciales los cigarrillos electrónicos? March 18 2015

¿Son perjudiciales los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son un producto relativamente nuevo, y como tales hay todavía muchas incógnitas por resolver. Durante los años 2012 y 2013 hubo un boom y muchas empresas se decidieron a comercializar este producto de una manera masiva y sin tener ningún conocimiento sobre él. A medida que fueron avanzando los meses no pararon de salir noticias en contra del cigarrillo electrónico para intentar hundir el mercado. Estas noticias provenían principalmente de las grandes empresas tabacaleras, que veían como este producto les quitaba una buena cuota de mercado. También había una falta de legislación que los regulase. Como no se sabía a ciencia cierta si eran perjudiciales o no, el gobierno se curó en salud y prohibió su uso en lugares públicos.

Hasta el día de hoy, han sido muchos los informes y estudios que han aparecido, hablando sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos. La mayoría de ellos han llegado a la conclusión de que no está nada claro que sean perjudiciales para la salud del vapeador ni para la gente que lo rodea (fumadores pasivos). Si hacemos un acto de reflexión, nos daremos cuenta que es muy complicado saber sus efectos a día de hoy. Tendrán que pasar varios años para poder afirmar con rotundidad si sus efectos son algo dañinos o no, una vez se hayan estudiado casos de personas que hayan vapeado durante un largo periodo de tiempo. Se necesita una muestra amplia y durante un largo espacio de tiempo para poder evaluar sus efectos.

Lo que si podemos afirmar claramente es que los cigarrillos electrónicos son mucho menos dañinos que los cigarrillos tradicionales. En primer lugar porque los componentes del e-líquido son sustancias naturales y en segundo lugar porque no existe ninguna combustión. En los cigarrillos tradicionales hay una combustión en la que el fumador inhala parte del humo del papel quemado donde se encuentra entre otras sustancias alquitrán.

Se ha demostrado claramente que los cigarrillos tradicionales son muy perjudiciales para la salud: provocan cáncer, obstruyen las arterias, etc.

Cuando vapeamos solo inhalamos vapor, no inhalamos todas las sustancias tan perjudiciales que contienen los cigarrillos tradicionales.

Además los cigarrillos electrónicos nos permiten dejar de fumar. Ha habido gran cantidad de fumadores que ha utilizado este producto para dejar de fumar, lo que no ocurre con los cigarrillos tradicionales. Al poder elegir el nivel de nicotina, hace que el cigarrillo electrónico sea un instrumento perfecto para dejar el tabaco. Podemos empezar con una dosis fuerte de nicotina (18 o 24mg) e ir bajando progresivamente hasta vapear con un nivel 0. Una vez consigamos vapear sin ingerir nicotina, ya no dependeremos del tabaco y podremos dejarlo definitivamente. Gracias a que el cigarrillo electrónico simula el acto de fumar y unido a que podemos ir bajando de manera gradual sus niveles de nicotina, podemos conseguir dejar el tabaco definitivamente.

En resumen, podríamos decir que los cigarrillos electrónicos tienen un potencial enorme y que son un instrumento muy válido para dejar de fumar y mucho más sanos que los cigarrillos tradicionales. Solo dentro de unos años, con estudios a largo plazo en nuestras manos, podremos afirmar al 100% que no tienen ningún efecto negativo sobre nuestro organismo.

 

efectos cigarrillos electronicos


Tipos de Cigarrillos Electrónicos March 16 2015

Tipos de cigarrillos electrónicos

En el mundo de los cigarrillos electrónicos hay muchos tipos y variedades de cigarros electrónicos desde que empezaron a proliferar en el mercado. Pero los podríamos agrupar en 3 grandes grupos que serían los siguientes: los desechables, los eGo y los MOD’s. A continuación entraremos en profundidad en cada uno de estos 3 grupos:

 

1) Cigarrillos desechables

Los cigarrillos desechables son aquellos de un solo uso, es decir no se pueden reutilizar. Al tratarse de un cigarrillo que está fabricado en una sola pieza, sus componentes no se pueden separar. La batería y claromizador están unidos en una sola y única pieza. Se usan hasta que la batería se agota y luego se tiran.

Son muy cómodos y prácticos ya que no nos tenemos que preocupar por nada cuando los compramos ya que todo lo que necesitamos para vapear está incluído.

Como contrapartida tienen limitaciones, ya que sus prestaciones son inferiores al resto de cigarrillos electrónicos. Los más comunes son los Sisha Pen, que es un estándard dentro de los cigarrillos desechables. Hay en distintos sabores y distintas potencias y a unos precios muy asequibles.

En resumen, se trata de unos cigarrillos súper prácticos para empezar a vapear, aunque con ciertas limitaciones. Pueden ser una buena opción para introducirse en el mundo del vapeo como primera opción, aunque hay usuarios que lo utilizan a diario.

cigarrillos desechables 

 

2) Cigarrillos eGo

Los cigarrillos electrónicos eGo son los más comunes en el mundo de los cigarrillos electrónicos. Se denominan eGo porque así se llama al tipo de rosca que utiliza este cigarrillo electrónico. Aunque existen varios tipos de rosca, la eGo es la más común y estandarizada. Por éste y entre otros motivos, los cigarrillos eGo han tenido muchísimo éxito.

Se trata de cigarrillos muy prácticos, duraderos, cómodos y a precios muy competitivos. Hay varios modelos, pero todos conservan el mismo tipo de rosca. Esto permite que se le puedan acoplar gran cantidad de accesorios, de baterías o de claromizadores. Al ser un estándard, esta rosca permite que gran cantidad de fabricantes produzcan gran cantidad de productos que al final favorecen al consumidor, ya que encuentra una gran variedad de artículos compatibles para sus cigarrillos electrónicos.

Los kits eGo se venden en 2 modalidades: en kits individuales y en kits dobles. La principal diferencia entre uno y otro radica en la cantidad de baterías y claromizadores incluídos en el kit. En el kit individual viene 1 batería y un claromizador, mientras que en el doble vienen 2 baterías y 2 claromizadores. En ambos tipos de kits también vienen incluídos un cargador, una botellita de aguja y unas instrucciones. Es decir, los kits incluyen prácticamente todo lo necesario a excepción del líquido.

Veamos los principales tipos de kits eGo existentes en el mercado:

 

Kit eGo-T

Este kit es el más vendido y más famoso del mercado. Sus baterías son lisas, sin ningún dibujo ni ninguna funcionalidad especial. Sus claromizadores generalmente son los CE4 o los CE5. Vienen en un estuche para poderlos guardar.

kit ego-T 

Kit eGo Q y K

Son muy similares a los kits eGo-T tradicionales, pero sus baterías son distintas ya que llevan impresos unos dibujos o patrones muy característicos. También vienen en un estuche y en kits individuales o dobles

ego-k 

 

Kit eGo-V

Este kit se diferencia también por su batería. Se trata de una batería con voltaje variable. Esto permite cambiar el voltaje con que la batería suministra energía al claromizador. Cuanta más energía suministra, mayor es el golpe de garganta y viceversa. De esta manera, podremos escoger si queremos notar un golpe más fuerte o más suave.

ego-v

 

Kit eGo-LED

Las baterías de estos kits incorporan unas luces en su base que se iluminan cuando vapeamos.

ego led 

 

3) MOD’S

Los MOD’s estan diseñados especialmente para vapeadores más avanzados, que buscan sacar el máximo provecho de su claromizador. No son más que baterías de gran capacidad y potencia con voltaje variable.

Están diseñados para obtener un fuerte golpe de garganta, lo más parecido posible al de un cigarrillo tradicional. Hay muchos vapeadores que los cigarrillos eGo les saben a poco y necesitan experimentar un mayor fuerte golpe de garganta. Es por este motivo que acceden a comprar un MOD.

Aunque tienen un precio bastante alto, tienen como ventaja que su batería es reemplazable. Es decir, los MOD’s están compuestos por una carcasa en la que dentro de ella encontramos una batería recargable. Esta batería se puede extraer y reemplazarla. Esto no ocurre con las baterías eGo. Cuando éstas llegan al final de su vida útil (después de haberlas recargado varias veces) hay que desecharla entera. En cambio en los MOD’s podemos conservar la carcasa y solamente comprar la batería que se encuentra en su interior.

MOD


Falso caso de Neumonía lipoidea en España May 02 2014

Recientemente saltó la notícia que había habido un caso de Neumonía lipoideia en España, concretamente en A Coruña. Los primeros rumores, falsos por cierto, apuntaron a los cigarrillos electrónicos como únicos culpables. El paciente, se confirmó que era un exfumador que fumaba alrededor de 40 cigarrillos diarios y que durante su estancia en el hospital llegó a vapear 5 cargas completas cada día. 

Rápidamente, la ANVE (Asociación Nacional Española de Vapeadores) desmintió cualquier relación de la neumonía con los cigarrillos electrónicos, ya que su vapor únicamente contiene sustancias inocuas que en ningún caso pueden causar una neumonía lipoidea.

Millones de personas en todo el mundo (algo más de 70) utilizan el cigarrillo electrónico a diario, pero a algunos sectores e industrias no les conviene que este negocio crezca sino todo lo contrario. Es por eso, que aparecen este tipo de notícias y más que aparecerán en los próximos meses, con el objetivo de dañar el sector.

A día de hoy no existe ningún estudio que demuestre que los cigarrillos electrónicos sean nocivos ni para los vapeadores ni para terceras personas. El vapor de los cigarrillos electrónicos contiene aromatizantes, glicerina vegetal, propilenglicol y nicotina, ninguna de las cuales es perjudicial para el cuerpo humano.

Solo a base de tiempo y de estudios más precisos se podrá demostrar que el vapor que inhalan los vapeadores no suponen ningún riesgo para su salud y la de su alrededor.

 

 


Usamos cookies propias y de terceros#newline#para realizar análisis de uso y de#newline#medición de nuestra web para mejorar#newline#nuestros servicios. Si sigue navegando#newline#consideramos que acepta su uso. Política de Cookies Leer más ¿Desea aceptar?