Mantenimiento de las baterías para cigarros electrónicos February 08 2019

Una de las piezas fundamentales de los e-cigarrillos es la batería. Sin ella, el dispositivo quedaría inutilizado, porque es la que se encarga de darle vida al claromizador que calienta el líquido aromatizado hasta convertirlo en vapor.

La batería forma parte del cuerpo del cigarrillo electrónico. Por un lado, están las manuales, que se ponen en marcha cuando se presiona el botón que está en el aparato. Por el otro, están las automáticas, las cuales se activan directamente cuando la persona sopla.

Al momento de elegir una batería nueva para tu cigarro electrónico, se debe tomar en cuenta la autonomía de la misma. Es decir, la cantidad de vapeos que pueden realizarse con una carga, cuya medición es denominada como milihamperos por hora (mAh).

Por lo general, las baterías van desde 320 mAh hasta 1300 mAh, lo que permite realizar entre 400 y 1600 vapeos aproximadamente.

Otro punto a considerar es el tipo de rosca. Actualmente, solo existen dos estándares en el mercado que pueden hallarse con facilidad: la eGo y la 051.

Limpieza

Las baterías se deben asear con regularidad para garantizar su correcto funcionamiento. El polvo y la suciedad pueden acumularse con facilidad, sobre todo si se guarda el dispositivo en el bolsillo o morral.

El puerto USB es la parte más importante de la batería, ya que es la única parte del dispositivo que queda expuesta al exterior. Si algo se introduce en el interior a través de este puerto, será casi imposible sacarlo de ahí.

La mejor forma de limpiar el terminal es con un hisopo de algodón, ya que la suciedad se puede recoger con cuidado sin dañar ninguna pieza del dispositivo.

Recarga

Es recomendable que la batería esté bien cargada antes de salir de casa, debido a que agotarla con frecuencia puede repercutir negativamente en su desempeño. No obstante, no debe sobrecargarse.

Aunque la mayoría opine que los dispositivos electrónicos deben permanecer toda la noche enchufados para que carguen completamente, esto no es verdad. Las baterías de los cigarrillos electrónicos tardan solo 4 horas en cumplir su ciclo de carga. Si se excede el tiempo, puede dañar la pila e inutilizar el dispositivo.