¿Por qué dejar de fumar no es sencillo? February 15 2019

Tratar con adicciones no es sencillo. Muchas personas intentan dejar sus malos hábitos, pero vuelven a ellos después de un tiempo. Uno de los casos más comunes son los fumadores, a pesar de que el cigarro es el principal causante del cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Aunque varios adictos al cigarro han conseguido superarlo, la mayoría tiene en su historial, por lo menos, un intento sin éxito. Entonces, ¿por qué resulta tan difícil dejarlo?

Tabaquismo

El tabaquismo es una enfermedad crónica, adictiva y recurrente. Esto se debe a que el tabaco tiene entre sus componentes procedentes de la combustión está la nicotina. Dicha sustancia es altamente adictiva, con un poder cinco veces superior al que produce la cocaína, por lo que su consumo genera una alta dependencia.

Síntomas

Si se decide abandonar el cigarro, hay que tener en mente que no será un proceso rápido, ni mucho menos agradable. El tabaco-dependiente puede experimentar los siguientes síntomas de abstinencia:

  • Intensos deseos de consumir nicotina.
  • Ansiedad, inquietud, tensión general.
  • Frustración e impaciencia.
  • Irritabilidad o depresión.
  • Dolores de cabeza.
  • Trastornos del sueño.
  • Incremento del apetito y aumento de peso.
  • Dificultades para concentrarse.

Cabe destacar que estos síntomas varían dependiendo del tiempo en que la persona fumó y la cantidad de cigarrillos que consumía diariamente.

Alternativas

Como hemos mencionado anteriormente, dejar la nicotina no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Para hacerlo una experiencia menos engorrosa, los fumadores recurren a ciertos dispositivos o mecanismos para poder abandonar su adicción.

Uno de ellos es el cigarro electrónico, conocido también como e-cigarrillo. Estos dispositivos simulan el acto de fumar, con la diferencia de que no hay presencia de combustión, ni de humo. Gracias a ello, los fumadores pueden combatir de forma eficaz las adicciones físicas y psicológicas que el cigarro produce. Además, reduce las posibilidades de recaídas porque compensa la ausencia de tabaco.

Otro mecanismo es el parche de nicotina, porque sirven como reemplazo a la nicotina y suplen las ganas de fumar al adherirse a la piel. De esta forma, libera endorfinas que usualmente se liberarían con las dosis de tabaco que consumiría la persona.

Es importante resaltar que otro método es el pedir ayuda profesional y buscar apoyo en amigos y familiares para poder hacerle frente a la adicción y eventualmente superarla.