¿Son seguros los cigarros electrónicos en cuanto la salud? September 14 2018

Lo que no se puede poner en dudas es que los cigarros electrónicos hoy en día están de moda, aunque todo depende del país, son variadas y diferentes las estrategias para hacer un buen marketing de este producto, siendo la más importante y usada a nivel mundial la ayuda y beneficio que le brinda al fumador de cigarros convencionales para tratar de dejar el vicio y todo motivado a que se ha comprobado su inocuidad sobre la salud.

Cuando hablamos de cigarros electrónicos estamos refiriéndonos a un dispositivo cuyo objetivo principal es la de entregar a los pulmones una serie de mezclas químicas con la finalidad de sustituir el humo proporcionado por el cigarro normal, pero sin causar el daño que este último causa a las personas.

¿De qué están hechos?

En el caso de los cigarros electrónicos, su contenido contiene un atomizador cuya función es la de vaporizar la solución liquida presente en su interior, por lo general este componente químico puede contener presencia de nicotina en unos niveles muy bajos de concentración incluso muchas marcas contienen diferentes sabores que hacen que sus gustos sean más agradables al paladar de las personas.

Hay una observación que debemos resaltar, y es que, aunque su inocuidad está comprobada, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud no ha aprobado el uso ya que no ha sido comprobado científicamente por lo que se recomienda su uso con mucha cautela por parte del consumidor.

Estos dispositivos contienen propilenglicol componente que se encuentra presente en cantidades representativas en casi todas las marcas de estos cigarros, se estima que cuando hay abusos en su uso se pueden originar irritaciones en la garganta y vías respiratorias a largo plazo, otra diferencia bien marcada con respecto a los cigarros normales es la presencia de nicotina liquida siendo esta una de las sustancias más dañinas por lo que no se marca una diferencia bien especifica entre ambos cigarros.

Recomendación: Como todo en la vida, hay que tratar de evitar los excesos. Para evitar el fumar cigarrillo, junto al vaporizado, se puede complementar con ejercicios físicos o una vida más activa junto a una dieta balanceada.